_trabajos _concursos _39 viviendas protegidas _sevilla

canela logo

_promoción de viviendas protegidas, locales y aparcamientos
_calle san francisco 10_ baeza_ jaén

Desde el exterior la edificación se percibe como un conjunto compacto anexo a la medianera del hotel limítrofe. En su interior, por el contrario, el edificio se ahueca por medio de la disposición de dos patios. En torno al mayor de ellos, de carácter vividero, se organizan las viviendas y se resuelve el acceso a las mismas, que en planta primera se lleva a cabo a través de un soportal cubierto y en las plantas superiores, por medio de sendas galerías que discurren perimetralmente al patio. Se ha procurado, en virtud a la ubicación de la edificación junto al antiguo convento de San Francisco, que el patio central actúe de la misma manera que lo haría un claustro, en torno al cual se organizan las celdas.
El patio trasero, de menores dimensiones, permite resolver la ventilación de algunas estancias propias y el acceso a algunas viviendas, así como respetar las servidumbres de iluminación y ventilación de las que goza el hotel.
El reparto a las viviendas desde los núcleos de comunicación vertical se realiza, como ya se ha indicado, por medio de galerías y soportales, de donde resulta una tipología edificatoria más acorde con el entorno histórico en el que se desarrolla la propuesta, además de reducir considerablemente el número de núcleos de comunicación vertical que resultaría de una organización más convencional.
El edificio cuenta con dos portales de acceso desde el exterior, uno ubicado en la calle Jurado de la Parra y otro en la calle San Francisco. Hacia esta última calle se dispone la actual loggia de acceso al mercado, para la cual se propone conservar la ubicación manteniendo la primera crujía de manera que, exenta a modo de belvedere, esta edificación sirva de transición entre la calle San Francisco y la plaza que surge fruto del ensanche de la calle Compás de San Francisco. El que la loggia se disponga exenta, se justifica desde el momento en que su ubicación actual como fachada del mercado de abastos es resultado del traslado de la misma desde su ubicación original, por lo que es perfectamente coherente mostrarla como elemento independiente. Incorporarla a la nueva edificación sería, a nuestro modo de ver, inadecuado y postizo.